sábado, 25 de marzo de 2017

Critica de Power Rangers



El pequeño poblado de Angel Grove es puesto en peligro ante el despertar de la temible Rita Repulsa cuyo propósito es desenterrar el cristal Zeo para dominar la Tierra. Para ello cinco adolescentes son elegidos para detenerla no sin antes ser guiados por Zordon para acceder a la metamorfosis y así concretar el total alcance de sus poderes.

¿Realmente han pasado 20 años? difícil de creer que siempre han estado con nosotros desde 1994. Obviamente nos deslindamos conforme crecíamos, en mi caso sólo llegué a los Turbo. Aunque verlos de nuevo en la gran pantalla me brindó gozo, nostalgia y emoción, muy en especial por esta nueva narrativa a la Batman Inicia.

La inspiración en Christopher Nolan es evidente en Dean Israelite, quien de un día para otro adopta una mega-producción concluyéndola en una brillante dirección de la cual sus dos horas se desenvuelven en un satisfactorio instante. No se siente el peso de su drama la cual es pausada, de hecho su aventura, humor y efectos le inyectan ese dinamismo.

Lo esencial sucede hasta el tercer acto, me temo que uno debe esperarse pero en contraste con Batman Vs. Superman, su desarrollo circunstancial lo vale. No tanto en desarrollo personal, sino en estilo grupal ya que surgen una ingeniosa conexión durante la integración. Aquí los estragos fueron humanizados, en un sentido de percibir su inocencia, inexperiencia y escepticismo.

No son los Power Rangers que estábamos acostumbrados a ver, por lo que quizás sea duro de aceptar por tener los recuerdos muy arraigados. Cuestión de poner la mente en blanco ante aquellos ajustes necesarios. Desde esta perspectiva, el guionista John Gatins hizo un tremendo trabajo en ambientarla dentro de un horizonte moderno, real y sociológicamente contextual.

Sorpresivamente  es inspiradora debidos a los valores promovidos, no se niega su corazón, espíritu y mensaje. La fe estuvo perfectamente depositada en Dacre Montgomery, Naomi Scott, RJ Cyler, Becky G y Ludi Lin. Verdaderamente distintos a los cinco originales más fuera de ello, auténtico en su personalidad y acercamiento de sus respectivos personajes.

Lo que me gusta de este enfoque es la precisión en mantenerse solamente dentro de sus razonamientos ya que conforme van descubriendo los cristales, adoptan conciencia en base a las capacidades adquiridas. Es un elenco atractivo con el que indudablemente podrás identificarse o aspirar a formar parte de uno por lo tan enganches que resultan estos simpáticos jóvenes.

Contamos con una variedad de referencias a Transformers, Duro de Matar y Marvel; cada uno de los actores las manejan apropiadamente. Quizás Bill Hader haya robado la atención con su voz en Alpha 5, ni se diga de Bryan Cranston como Zordon y por supuesto Elizabeth Banks como Rita, de estos dos uno se queda con deseos de indagar en sus pasados, quizás una precuela.

Visualmente trata de diferenciarse del resto aunque a estas alturas es demasiado complicado. Lo bueno de haberse limitado a la introducción de los nuevos héroes, ya que como vengo comentando, estos no son los Power Ranger que conocemos, al menos no aún, les falta experiencia y herramientas pero por el momento será suficiente.

Obvio que lo mejor vendrá con la segunda en víspera de la fugaz escena posterior a los créditos. En lo que cabe, cumple con las expectativas, y más por esas dos apariciones especiales en el clímax. No necesitas ser un viejo seguidor para entenderla porque es todo un reinicio, por sí sola se aprecia, aunque si eres un fan, será un plus.

JOVEN TALENTO TIJUANENSE EN UNA CHARLA CON SABOR A CAFÉ

lunes, 6 de marzo de 2017

Crítica de Logan


Considerada como la mejor adaptación de X-Men… en respecto a la trilogía de Wolverine, concuerdo aunque guardo distancia ante títulos como Días del Futuro Pasado y Primera Generación. En temática es impactante ver a estos superhéroes tan envejecidos que de por sí se quedan lejos de desarrollar su potencial al 100% como estábamos acostumbrados a ver.

Situada en 2029, en una era donde no existen los X-Men más que su legado a través de una homenaje a los comics. Logan no es el mismo desde el terrible incidente con Xavier ya que se encuentra oculto entre las sombras hasta que es llamado a la batalla a consecuencia de una niña vinculada a su mutación.

Este giro de sucesos inyectado por la decadencia es absolutamente bienvenida porque le da nostalgia a este de por sí sublime contexto. En sí se siente como una producción independiente, violenta y personalmente sangrienta. Hasta en ocasiones llega a ser frustrante ante el rumbo predecible de las decisiones tomadas.

De todas es la que mejor se ubica en los sentimientos de los protagonistas ya que los efectos especiales para variar pasan al fondo para darle énfasis a sus historias la cuales se tornan paternales en varios sentidos. No falta el humor aunque en sí, la tragedia de su contexto es intensamente representada con la edición de sus estables encuadres.

Después de El Caballero de la Noche Asciende, le seguiría Logan por darle ese tan merecido desenlace a un personaje que ha existido desde hace 17 años. Hugh Jackman entrega momentos viciosos que esperábamos y a su vez nos otorga una ingeniosa vulnerabilidad; nos engancha con su intrépida actuación que si resulta ser su última, se va con un estruendoso aplauso.

Deadpool habrá sido más robusta en la taquilla por Tim Miller, la inspiración en James Mangold es un poco distinta por las cabezas rodantes y miembros mutilados; en ese sentido su clasificación C brindó frutos. Mangold se fue al extremo y en sintonía con El Caballero de la Noche Asciende le da prioridad a la persona de Logan más que a su alter ego Wolverine.

Más el peso es mutuamente compartido con Patrick Stewart al entregarnos quizás una dura faceta de un Profesor X del cual tememos y sentimos un poco de lástima. La gran revelación sin duda es Dafne Keen como la misteriosa Laura porque su expresión brilla en pantalla y ni se diga al lado de Jackman durante las coreografías de batalla.

Desafortunadamente Richard E. Grant es desaprovechado como Zander al igual que Boyd Holbrook. Se nota el desempeño en sus respectivas áreas pero en comparación con otros villanos, sus antagonismos estás escasamente escritos. Cabe mencionar a Stephen Merchany cuya apariencia como Caliban representa el mejor maquillaje.

Sobresaliente en actuación y trama pero aún imperfecta dentro de su universo fílmico, sin embargo su edición y sonido compensaron su desértica cinematografía como la intensa acción lo hizo con su extensamente metódica narrativa. Como el último de los X-Men, Logan brinda una satisfactoria conclusión a la icónica leyenda de Wolverine.

Como dato adicional: mostró conciencia en lo ambiental, la clonación y el maíz transgénico. Fue esperanzadora con respecto a su desenlace y fiel al simbolismo, aunque su influencia mexicana es notoria al apoyarse en las instalaciones de investigación que yacen en nuestro país. No lo mejor como quisiéramos pero cruelmente no tan distante de la realidad pese a su ficción.