martes, 25 de junio de 2013

Crítica de Monsters University

 
Hace 12 años Monsters, Inc. nos conquistó el corazón con las aventuras de  Mike y Sulley. Ahora la precuela trata de retomar los mismos elementos de este contexto popular pero carece del dichoso sentimentalismo de la antecesora por la mera ausencia de la pequeña Boo. De igual forma, es una animación predilecta por su sana diversión pero ¿de verdad era necesaria una precuela?
 
Se requiere bastante creatividad para centrarse en el ambiente universitario, mas Dan Scanlon saca provecho de las circunstancias escolares. La escena del pasado donde Mike descubre el propósito de su vida, es un momento clave aunque al final pierde peso por la incoherencia de su giro. Básicamente cuenta con el reforzador existencial peo la cuestión radica en su diseño físico.  
 
A diferencia del resto de los guiones de Pixar, esta premisa es bastante básica y ligeramente predecible tomando en consideración el futuro de los eventos. Lo que trato de comentar es que logra sorprenderte especialmente en el segmento conclusivo, pero inevitablemente uno empieza a ver el modo de reintegrarse y en su proceso se comprende que era la única ruta en orden de innovar el destino de Mike y Sulley.
 
Hubiera sido bienvenido referencias directas hacia Boo o algunas consecuencias por venir, sin embargo el contexto reglamentario y la mitología de esta profesión como contexto siguen siendo fieles a la fuente original. No obstante, no será la típica animación sentimental del estudio pero se defiende con un buen humor y un mensaje motivacional.
 
Curiosamente se podría malinterpretar para algunos estudiantes, el hecho de que existan varios caminos para llegar a un objetivo no implica que serán fáciles. El tener un título te da status y supuestamente te abren las puertas por más cerradas que parezcan. La esencia en sí es hacer lo necesario y si por casualidad no está en tu naturaleza genética, entonces tienes la opción de remodificarte sin necesariamente marcharte de ese sueño.
 
Por tanto está nueva dirección no sólo va enfocada a los niños sino hasta los mismos universitarios (adultos). Satisfactoriamente promueve la educación, el respeto, los valores, la sana competencia. Asimismo la emoción por optar prepararse en una escuela está presente. Quizás el implemento del giro pudo pulirse porque no se siente del todo memorable, posteriormente de la gran escena del susto humano. Aun así se manejan circunstancias de las cuales uno podría familiarizarse pese al bajo desarrollo de los personaje secundarios.
 
Por otra parte, creo que la ausencia de un villano, la colocación de Sullivan en el plano secundario y la inserción tardía de la fraternidad OK, no lograron situarse a la altura del eje central de Mike por lo que este relato terminó siendo más monótono. Comprendo que Sullivan fuera la estrella de Monsters Inc por su vínculo paternal con Boo pero aun así Mike tuvo un gran desempeño por la importancia narrativa, cualidad que siento hizo falta en este equipo creador de obras maestras como Buscando A Nemo, Wall E, Up y Toy STory 3.
 
Para los seguidores, les habrá causado emoción al ver las instalaciones de Monsters Inc. Desafortunadamente estos vistazos son breves pero suficientes para animarnos a volver a recurrir con la original. En cuanto a la nueva cinematografía, la Universidad es bellamente diseñada. Existen ligeras innovaciones pero nada se siente tan nuevo, quizás el estudio busco un sentido más realista para atraer a los jóvenes estudiantes o crear esa conexión a las vivencias del pasado de los padres o cualquier adulto.
 
La animación está acorde a la edición previa, los efectos especiales son estables aunque se aprecia la gran dedicación en los simulacros de sustos. Honestamente si existiese esa profesión en nuestra actualidad, no estaría tan mal, es más desarrollaran un juego para una facultad o parque de diversiones, presiento sería un gran atractivo taquillero. Ello no lo había visto hasta ahora por su excelente ejecución visual.
 
Desconozco las voces en inglés pero tratándose de Billy Crystal y John Goodman, no debería haber inconveniencia alguna. Entretanto Trujillo y Bustamante cumplen con los estándares de sus personajes y expresan más profundidad a través de su voz.
 
En conclusión, Monsters University no es la precuela que todos estábamos esperando de Pixar pero aun así nos motiva a creer que este universo todavía no ha terminado. Sin importar su ligero desarrollo en su trama, se sostiene por su propósito, educación y mensaje.
 

2 comentarios:

Luciano Sívori dijo...

A mí me gustó mucho. Esta primera precuela que Pixar se animó a hacer es, además, EXCELENTE.
Esta cinta está completamente en los detalles. Si uno se fija, en cada momento está sucediendo algo divertido en el plano secundario.
Me pareció una historia fresca con la animación excelente a la que Pixar nos tiene acostumbrados.
Además, cuenta con un final inesperado, que no podría haber sido mejor y un excelente desarrollo de personajes. Monsters University en una de las grandes cintas de animación del año.

Te invito a mi propio análisis de "Monsters University" en mi página: http://on.fb.me/1h4VFnM

También aprovecho a invitarte a que me sigas en mi página para más novedades de cine, entre otras cosas:

https://www.facebook.com/sivoriluciano

¡Saludos!

Adrian Andrade dijo...

Gracias por leerme Luciano!
Feliz Navidad!