sábado, 30 de octubre de 2010

Crítica de Atracción Peligrosa (The Town)


Finalmente tras un mes de haberse estrenado en Estados Unidos, The Town llega a las carteleras de México bajo el nombre de Atracción Peligrosa, título lógico pero inusualmente confuso. La película recibió 95% de positivismo por parte de Rotten Tomatoes y es un éxito comercial con $ 84.6m en Estados Unidos y $ 111.2m mundialmente. Eso que todavía no ha terminado su carrera.

Comencemos por la dirección de Ben Affleck, esta película marca su segunda vez que toma la silla de director y entrega con excelencia. No cabe duda que este trabajo demuestra el alto nivel de compromiso y calidad que puede brindar en un set. De hecho es sorprenderte que haya logrado filmar en el estadio de Boston, los enfoques y cuadros fueron aprovechados eficazmente brindándonos un contexto realístico. Ben Affleck coordina al estilo de Clint Eastwood porque logra sacar lo mejor de sus compañeros, sentimientos y expresiones que valen oro para un drama de trama complicada.

Si el filme llega a considerarse excelente es por causa del guión, lo cual no fue excepción en esta producción. Diálogos valiosos y justificados, desarrollo de personajes, obstáculos y búsqueda de objetivos claros. Segmentos veloces en ocasiones y en veces pausados para saborear el momento. Será en momentos predecible, pero la abundancia de elementos, recursos y la ejecución hacen de este drama un recorrido satisfactorio y entretenido.  

La escenografía de Boston es impactante y más cuando se nos dan la introducción de la situación y la razón por lo cual se optó por filmar dicha historia controversial. No será caso de vida real pero si estará apoyado en un suceso similar. La edición puede ser brusca en momentos pero en su mayoría es estable. La música es un punto débil porque parece usarse de relleno, pero no afecta.

El vestuario empleado en el momento de los robos me tiene fascinado, es simplemente innovador. Es también controversial por algunas referencias, pero es un elemento de creatividad aplicado para realzar la percepción. Hay tres secuencias de acción filmadas, editadas y presentadas con eficacia. La persecución en carro por las calles es lo mejor que se haya hecho y se podría comparar con las secuencias de las últimas dos de Jason Bourne.

No nos podemos olvidar del verdadero triunfo, las actuaciones. El reparto en general es un equipo que deberá estar nominado en los Screen Actors Guild por elenco. Cada actor domina su papel y se distingue del resto. Todos tienen presencia y una historia por contarse. El enfoque es variable pero en ningún momento dejan de llamar la atención. A pesar de tratarse de antagonistas, logran ganarnos nuestra simpatía. Incluso los chicos buenos logran ganarnos nuestra inconformidad. Interesante factor.

Debo mencionar por lo menos a Ben Affleck quien tenía un buen tiempo sin darnos una actuación de inmenso calibre, un personaje fregado sin salidas, obligado por su contexto y familia; Jeremy Renner como un hombre extremista e impulsivo sin remordimientos, Joh Hamm como un policía recto y despiadado; Rebecca Hall como la mujer vulnerable y confusa; Blake Lively como la adicta, problemática y usada; por último, Chris Cooper cuya breve escena es memorable y referente al pasado, presente y futuro del protagonista principal.

Para concluir, The Town es un candidato seguro para competir en las 10 películas del año en la ceremonia de la Academia; de lo contrario sería un robo dado sus críticas favorables y producción de calidad. No me sorprendería ver nominado a Ben Affleck como director, aunque también puede obtener actor principal. Inclusive, Jeremy Renner podría estar nominado por actor de reparto si se siente que se la deben por Zona de Miedo. Entre otros, guión y edición de sonido son eficaces y no deberían salir sobrando.

1 comentario:

sofia martínez dijo...

Buena crítica y desde mi punto de vista creo que es ideal para los amantes de las historias dramáticas esta película funciona muy bien, yo me atreví a verla porque uno de los actores principales es Jon Hamm y de verdad me encanta su trabajo. Lo amo.