martes, 6 de agosto de 2013

Crítica de Los Ilusionistas (Now You See Me)

 
Bastante ingeniosa por su premisa contextual y por consiguiente, una de las producciones de magia más interesantes de nuestra época. El relato en sí gira entorno a cuatro magos que tienen en mente la realización de tres actos nunca antes vistos, respaldados por un quinto hombre misterioso, seguidos de cerca por un revelador de trucos y bajo la investigación de robo bancario llevado a cabo por un agente escéptico.
 
Como su lema lo dice: “entre más te acerques más fácil serás convencido”, resulta ser el caso de esta novedosa adaptación por componerse de varias estructuras ilusivas cuyo objetivo es convertir al espectador en otra víctima del suspenso. En conjunto no hay un personaje que sobresalga del resto, en mi humilde opinión, el reparto entero se divide el peso narrativo y cumple con su propósito de hacernos creer que los sucesos son absolutamente auténticos.  
 
Debo admitir que para tratarse de un director cuyos trabajos previos fueron El Transportador, El Increíble Hulk y Furia de Titanes, Louis Leterrier nos entrega una obra envuelta con una magnifica calidad. Esta atmosfera engañosa está ejecutada con balance puesto que en ningún momento se siente saturada o desvalorizada. Cada momento conlleva  a su desarrollo y cada individuo a bordo cuenta con su propia identidad por más breve que sean sus antecedentes.
 
Las temáticas varían de lo clásico a lo surreal sin omitirse las explicaciones. Existirá un momento en que quizás la confusión nuble nuestra visión, pero es cuestión de prestar atención a los detalles, conservar la calma y dejarse llevar. Es una garantía que al final uno terminará asombrado porque la conclusión nunca se desprende a nuestra imaginación. Inclusive habrá algunos elementos que permanecerán sin respuesta debido a su fondo místico, pero en cuando a la historia lineal, las piezas del rompecabezas caben en su lugar.    
 
Los guionistas redactaron acciones intrépidas y constantes de las cuales el grado de dificultad incrementa conforme avanzan las temáticas. Algunos criticaron la ausencia de un desarrollo de personajes pero la importancia radicaba en posicionar este contexto ya que siempre ha sido el corazón de este oficio. Asimismo Leterrier conserva la calma en las escenas de revelación pero inmediatamente le cambia a un ritmo veloz manteniéndonos al borde de nuestros asientos.
 
El departamento a cargo de los efectos especiales es de admirarse porque no sólo se centraron en lo tradicional, sino mostraron programas que genuinamente brillan en su edición. Mezclados con la música, el sonido y los impresionantes escenarios internos de teatro como los exteriores, uno se siente parte de este espectáculo de magia. Desde el efecto de las esposas, la mujer dentro de la burbuja y las desapariciones, uno puede comprender por qué este inusual suspenso se convierte en un triunfo taquillero.
 
Ya se habló del contenido, los aspectos técnicos y la dirección, ahora procederemos al núcleo de Los Ilusionistas y como es de esperarse, recaen en los individuos seleccionados para la tarea. Por orden de créditos comenzaremos con Jesse Eisenberg, cada vez parece encasillarse en este papel desde Tierra de Zombies pero no puedo imaginarme a otro en este rol de controlador-compulsivo. Eisenberg es perfecto y debido a la química anterior con Woody Harrelson, digamos que el buen humor se vuelve a repetir.
 
Nunca hubiese imaginado a Woody Harrelson como un hipnotista y vaya que le queda bien. No hace falta su notoria gracia, este veterano siempre tiene modo de relacionarse con sus compañeros que verdaderamente se siente como si está amistad fuese de años cuando sólo han transcurrido minutos. La forma de leer la mente y expresarse físicamente es digna de referírsele como parte de la profesión, sin duda alguien estuvo estudiando los métodos y las presentaciones.
 
Isla Fisher es elegante y simpática, supongo le da esa cualidad feminista aunque presiento que es de esos personajes que siempre están de asistente en lugar de protagonista. Por otro lado, Dave Franco comienza del mismo modo pero sorpresivamente cuenta con una secuencia sola para él que en el futuro quizás lo pondrá en el mapa como el siguiente héroe de acción. Pese a estar en un segundo plano, estos actores se acoplaron con los principales y le dieron dinamismo a los espectáculos filmados.
 
En el ángulo de antagonista, Mark Ruffalo nos convence con ese carácter de agente infeliz donde su fe ausente en la ciencia le ocasiona que siempre se encuentre a un paso atrás de los supuestos criminales. Incuestionablemente denota madurez y se complementa con una más relajada  Mélanie Laurent, comparada con su tensionada interpretación en Bastardos Sin Gloria.   Michael Caine y Morgan Freeman sólo aparecen en ocasiones y por garantía le dan status a la obra, principalmente por esos dos momentos cruciales que compartieron.
 
En conclusión: la intriga, ilusión y suspenso definen a esta adaptación como la mejor de su género por sembrar una ideología, mantenerla en el fondo mientras la función se realiza y finalmente situarla durante el clímax. Bienvenida sea esta producción enriquecedora de actuaciones y escenarios artísticos, por lo tanto se recomienda verse en los cines porque se trata de una función que no querrás perderte.     
 
 

2 comentarios:

Luciano Sívori dijo...

Muy de acuerdo con lo que decís de Dave Franco. Su rol es meramente utilitario, pero tiene "esa" escena de acción (Hulk vs Gambit, jajaa) que es fantástica. A mi "Now you see me" me gustó. La temática de estafas siempre entretiene. La historia tiene sus defectos, y los giros argumentales pueden ser cuestionables, pero tiene buen ritmo y un excelente grupo de actores.
Por sobre todo, creo que logra su cometido y atrapa desde el minuto cero.

Justamente en mi página armé una crítica de la película.

Te invito a darte una vuelta y dejarme tu opinión: http://on.fb.me/19YPuB0


También aprovecho a invitarte a que me sigas en mi página para más novedades de cine, entre otras cosas:

https://www.facebook.com/sivoriluciano

¡Saludos!

Yadira Cervantes dijo...

El argumento de esta producción no me convence, creí que sería una película ilusionista pero no fue del todo cierto. Llegue a revisarla por recomendación, después de ver la serie El Hipnotizador, en fin, sí dos aspectos que sí rescato es el elenco vaya que ese sí vale la pena en este film y por otro lado el suspenso que siembra en el espectador.