domingo, 18 de noviembre de 2012

Crítica de La Saga de Crepúsculo: Amanecer Parte 2 (Breaking Dawn Part 2)

 
 
El Final épico que vivirá para la eternidad se desarrolla decentemente en la última entrega de La Saga de Crepúsculo. Como es de costumbre, debemos pasar por una hora y media de desarrollo de personajes para disfrutar de una secuencia excepcional de constante adrenalina acompañada de efectos visuales de alta calidad.
 
La historia inmediatamente comienza en donde concluyó la anterior con la resurrección de Bella en su nueva forma de vampira. Básicamente la primera parte del guion consiste en las primeras experiencias de Bella en conjunto con el crecimiento acelerado de Renesme. La relación se simplifica entre Bella y Edward mientras Jacob finalmente puede ser él mismo sin la previa obsesión hacia su supuesto amor platónico.  
 
Como es de esperarse, esta tranquilidad es recientemente puesta en riesgo por causa de la malinterpretación de Irina, una prima de la familia Cullen quien sostiene un resentimiento por el asesinato de Laurent. La clave de este asunto es la existencia de Renesme y para ello, se requirió una segunda parte para introducir a dieciochos personajes y prepararlos para la secuencia épica ya que no existe un verdadero desarrollo de esta misteriosa hija de Bella. Lamentablemente no se pueden evitar sentirse como una especie de relleno.
 
En Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte Parte 2 no se contó con este problema ya que desde la primera película se había comenzado a implementar elementos e incluir personajes de los cuales no eran desconocidos ni abrumadores por su participación en las entregas pasadas. Sin importar su brevedad en el asunto, contaban con una antigüedad notoria. Sin embargo, Amanecer Parte 2 se defiende con la revelación del don de Bella y su controversialmente discutida secuencia final.
 
Aprovechando esta mención, será recomendable que los siguientes dos párrafos no se lean si no buscan que su experiencia se arruine. No tiendo a adoptar este método pero me temo que como lector de las novelas debo discutirlo. Honestamente para mí, la cuarta novela fue una profunda decepción y sigo insistiendo en que una producción de tres horas hubiera sido suficiente ya que ambas películas parecen totalmente opuestas entre sí para referirse como partes paralelas.   
 
En la novela nunca se llega a una batalla como algunos nos sorprendimos al ver los avances. Es más, asumí un poco de emoción por ver algo más de lo que la novela fracaso en ofrecer. Y realmente funcionó porque esa secuencia de 5 minutos fue extraordinaria de ver y experimentar por tratarse de material genuino. Sin embargo, es un arma de doble filo ya que se reduce en un alternativo. En otras palabras, un hubiera no existe por más visualizado que esté. Debo admitir que esta estrategia mantuvo fiel la narración de Meyer mientras nos dio la oportunidad de presenciar como hubiera sido esta guerra.  
 
En el departamento de dirección, debo admitir que Bill Condon supo conservar el drama en una atmosfera sarcástica, misteriosa y romántica. Asimismo mostró potencial para futuras producciones de acción por haber ejecutado la mejor de la serie. Además esta entrega se mostró más pausada provocando un poco de cansancio al estilo de las anteriores. Las escenas de los Volturis ayudaron en la tensión mas nunca se siente el suspenso hasta el final. Entre otras actividades a destacar se encuentran las coreografías en las localizaciones, las actuaciones y los efectos especiales.
 
A pesar de mostrar una gran caracterización como Renesme, Mackenzie Foy no se convierte en el elemento esencial como lo fue en la novela. La verdadera estrella es Kristen Stewart quien finalmente adopta una seguridad y se desenvuelve con talento. Es seductora, hermosa, agresiva, peleadora y maternal. La timidez e inseguridad desaparecen para finalmente mostrar la verdadera naturaleza de Bella. Irónicamente se ve más viva estando muerte.
 
Del mismo modo, Robert Pattinson denota una madurez a pesar de verse igual. La caracterización de padre de familia le sienta espontáneamente. Existe unos breves momentos en donde registra expresiones incomodas pero es su sello en la tradición de los labios chuecos de Stewart. En cuanto a Taylor Lautner, oficialmente renuncia al protagonismo por un rol de reparto. A mi parecer, no lo vi esforzarse y quizás ese era el objetivo de este Jacob conforme.
 
La familia Cullen es estable como usualmente se presenta pero no puedo evitar sentir que Kellan Lutz y Ashley Greene brillaron. Por otra parte, Billy Burke entrega la mejor escena emocional. Entre los nuevos integrantes: Rami Malek y Casey LaBow son los más interesantes por sus poderes. Desafortunadamente su involucración repentina nos causa empatía.  
 
Abarcando a los villanos: Dakota Fanning y Cameron Bright son fantásticos como Jane y Alec, pero a la altura de Michael Sheen, Aro sigue siendo un interesante y extrovertido villano. Poco similar a Loki de Los Vengadores, pero con una conducta contradictoria y antónimo de elegancia.
 
Entre los aspectos técnicos: la edición merece crédito por su empleo de efectos especiales dentro de una cinematografía variada. Los lugares seleccionados fueron representados con belleza, la edición del sonido fue acorde a los sucesos extravagantes de la batalla final. Finalmente se invirtió dinero en el maquillaje y los efectos visuales. No lo niego, es la mejor producción editada de la saga.   
 
El vistazo al futuro de Renesme y el fotomontaje de Bella y Edward nos garantizan la validez de esta inevitable conclusión. Se confirmó que la historia de Bella, Edward y Jacob había llegado a su final mas no la del universo Crepúsculo. En la tradición de Los Vengadores de Mavel, Summit Entertainment busca continuar el legado con otros personajes. Es una idea peligrosa que les podría costar la dignidad de la franquicia.
 
Honestamente perdí mi interés en La Saga de Crepúsculo desde el lanzamiento de Eclipse y desde entonces la emoción que sentí en las primeras dos se esfumó con conformismo en las subsecuentes secuelas. Es una exitosa saga no lo discuto, original a su propia manera y afortunada de haber puesto muchos libros en las manos de los adolescentes. No será la mejor pero se defiende por haber seguido fielmente la visión de Stephanie Meyer.
 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

en serio 3 estrellas y media ,seguro te vendiste que mal

Adrian dijo...

Nuevamente reitero, yo no gano nada en este blog ni recibo patrocinios, simplemente analize la conclusión de la saga no sólo como alguien que vio las películas sino como un lector de las cuatro novelas. Se respeta tu disgusto y te agradezco me hayas leído.

Camila Vázquez dijo...

Coincido con la calificación que le diste a la película. La historia en general ha sido buena, se ha apegado a los detalles del libro. Para todos la actuación de los dos protagonistas fue algo decepcionante. De todos, Aro fue mi personaje favorito, la habilidad que tenía era increíble. Es inolvidable el trabajo que realizó Michael Sheen, que sin importar el proyecto, nos ha demostrado su extraordinario talento. Actualmente podemos disfrutar su trabajo en la cuarta temporada de Masters of Sex, una serie histórica situada en los años 50's que nos demuestra de una manera científica la sexualidad. Es una lástima que la saga Crepúsculo haya llegado a su fin, afortunadamente aún podemos ver al elenco en otros proyectos que seguramente nos encantarán.

Adrian Andrade dijo...

Gracias Camila, por tu comentario, es inusual recibir comentarios después de haber concluido el blog hace un par de meses, pero si te gusta mis análisis ahora puedes seguirme en Facebook, youtube y your listen. Sólo entra a ka última entrada de este blog o revisa a uno de los lados por los links. Saludos.