miércoles, 25 de abril de 2012

Franquicia American Pie



¿Quién podría olvidarse de aquél objetivo de perder la virginidad antes o durante el baile de graduación? o ¿de las locuras ocurridas en la casa de la playa? ¿La despedida de soltero y nuevamente el rencuentro tras una década de ausencia? Haciendo punto y aparte con los relatos estrenados directamente en video, creo que la franquicia de American Pie es una de las más difíciles de olvidar especialmente para la generación de 1999.

Las cuatro producciones en conjunto recaudaron unos fuertes $ 860 millones de dólares costando solamente $ 146 millones de dólares. Para tratarse de una comedia juvenil de clasificación R, su taquilla es impresionante. Una razón sería la identificación de los personajes no solo con los adolescentes de aquella época sino inclusive con los propios adultos o padres de familia por la nostalgia de recordar sus viejos tiempos durante esa edad crítica.

American Pie
Taquilla Doméstica: $ 102.5 millones de dólares
Taquilla Mundial: $ 235.4 millones
Presupuesto: $ 11 millones
Apertura: $ 18.7 millones
Año: 1999
En ese entonces yo tenía 12 años por lo tanto todavía mantenía una cierta inocencia mezclada con la morbosidad. Realmente es culpa de los padres cuando comienzan a prohibirte verla u ocultarte el hecho de su existencia, ya que ello provoca que uno se aferré a verlo y afortunadamente siempre existe un modo de hacerlo. Mi hermano quien tenía 15 años descubrió la clave del bloqueo en el cable y así presenciamos el comienzo de un fenómeno popular. Debo admitir que hubo escenas demasiados vulgares pero divertidas como el pie o la secuencia de pedos, pobre Finch… aunque también pobre de Jim (qué valor de Jason Biggs). Esa escena con Nadia donde ocurren las dos eyaculaciones prematuras fue un poco desagradable para mi gusto puesto que tiendo a preferir un contenido censurado o todavía implícito como Malas Enseñanzas o Quiero Matar A Mi Jefe. Mas no podemos ignorar a Stifler, seguramente se parezca a alguien que conocemos porque no puede faltar ese fiestero, irrespetuoso, extrovertido y calenturiento adolescente. Lo odiaremos y lo querremos pero nunca olvidaremos a Seann William Scott en ese papel. Finalmente me sorprendió la humildad de los personajes ante su despertar de ver su propósito realizado, ese mensaje sin duda fue un golpe de conciencia muy requerido entre los jóvenes de hoy en día. Asumo fue la causa primordial por lo cual se volvió un éxito recomendable y taquillero.

American Pie 2
Taquilla Doméstica: $ 145.1 millones
Taquilla Mundial: $ 287.5 millones
Presupuesto: $ 30 millones
Apertura: $ 45.1 millones
Año: 2001
Considerando el triunfo que fue mundialmente la primera, era ineludible que Universal Studios no tuviera una secuela en mente. Realmente no se trataba de una complicada odisea, sólo era cuestión de dar más de lo mismo pero evolucionando la historia y a sus personajes. No mi favorita de las tres ya que se me figura utilizó un contenido más agresivo y predecible. Es agradable ver continuidad en las temáticas donde Finch no deja de pensar en la mamá de Stifler y Jim sólo piensa en sexo y en cómo mejorarlo con ayuda de su primera vez Michelle. Superficialmente vulgar pero funciona en este contexto no tan alejado del mundo juvenil. Obviamente las escenas a recordar son el principio cuando al papá de Jim encuentra a su hijo teniendo sexo y en vez de irse se queda para calmar la situación, a Stifler accidentalmente lo mían, Jim invadiendo el concierto de Michelle, sexo por teléfono entre Oz y Heather y Stifler al enterarse de que su mamá se fue con Finch. Cabe relucir su mensaje de convivir y básicamente recae otra vez en el personaje Kevin (interpretado por Thomas Ian Nicholas) quien con ayuda del cameo de Casey Affleck, parece ser el único que va madurando. Me acuerdo cuando sucedieron las escenas accidentalmente con la goma y el acto de las lesbianas, me dolía reírme de las puras expresiones.

American Pie: La Boda (American Wedding)
Taquilla Doméstica: $ 104.5 millones
Taquilla Mundial: $ 231.4 millones
Presupuesto: $ 55 millones
Apertura: $ 33.3 millones
Año: 2003
Mi favorita de las tres hasta la inclusión de la cuarta. Muchos se preguntarán por qué y mi contestación será la madurez en los personajes, inclusive Stifler aunque suceda cerca del fin. Concuerdo en que si se extrañaron varios personajes y algunas bromas. Siento y esta entrega fue más ligera en sus bromas. La propuesta es inesperada y la sacan adelante Jason Biggs, Alyson Hannigan y Eugene Levy. No obstante el verdadero resalte recae en Seann William Scott ya que ese baile inusual en el antro homosexual, su cambio de personalidad a seriedad al conquistar a una dama, su extroversión repentina y acostarse con la abuelita, son momentos inolvidables e hilarantes. La mejor secuencia se debe a la despedida de soltero porque su mezcla con la cena especial de los suegros te mantiene en constante suspenso y diversión. Todo el reparto, incluyendo las desnudistas y el diseñador merecen crédito. Los buenos consejos siguen presentes y se lucen bien en la identidad más tranquila de Jim; quien hubiera imaginado que después de una secuela extrema, la situación podía adoptar esta nueva dirección adulta. Obviamente no pudieron faltar la pareja de Finch y la mamá Stifler, quienes por segunda ocasión consecutiva cierran. Se nota que la creatividad ya había llegado a su límite porque yo hubiera optado por otra escena más relacionado a la luna de miel o noche de boda pero en fin, es una película de American Pie después de todo.

American Pie: El Reencuentro (American Reunion)
Taquilla Doméstica: $ 49.6 millones
Taquilla Mundial: $ 105.6 millones
Apertura: $ 21.5 millones
Presupuesto: $ 50 millones.
Año: 2012
Nueve años después de la boda y contamos con el retorno total de la pandilla de las dos primera películas. Desafortunadamente está función se las lleva Jason Biggs y Seann William Scott, al representar sus viejas características y transmitirlas tanto vulgarmente como penosamente. Es grato ver a Chris Klein como Oz y por lo visto, recibió más desarrollo resultando decente como el resto de los compañeros. Como suele cumplir esta franquicia, el comienzo de la película es uno de los mejores porque a pesar de esperarse el acto clásico de Jim, nunca contábamos con la colaboración del pobre niño ni mucho menos con que Michelle estuviera haciéndoselo en la bañera (un poco copia de Virgen a los 40), pero esos momentos nos robaron varias risas. Entre las otras historias: el personaje de Eugene Levy recibe más tratamiento y papel, su actuación en la fiesta y cine son memorables. Interesante verificar como las bromas no salen como se pensaron por el contexto cambiante. Buen ojo hacer la mención como la aparición del celular. Inevitablemente suele sentirse la nostalgia cuando se encuentran reunidos donde creo estuvieron en la primera parte. No queda del todo claro si habrá otra reunión pero analizando que será la primera en no cruzar los $ 100 millones, la colocan en duda. Aun así es una agradable secuela que se mantiene fiel a los elementos que la definieron. No es un producto inocente como bien lo sabemos, pero a pesar de las tremendas obscenidades, tiene corazón.

1 comentario:

María del Mar dijo...

Recuerdo que crecí viendo estas películas, a pesar de sus guarradas y obscenidades, siempre lograba sacarme carcajadas y me hizo amar a sus personajes.
No he visto el reencuentro, pero ya pronto la haré!

Saludos.

Te invito a pasarte por mi blog

lucescamaraaccionblg@blogspot.com