sábado, 2 de agosto de 2014

Crítica de Guardianes de la Galaxia (Guardians of the Galaxy)


Guardianes de la Galaxia se desenvuelve como un producto aventurero inspirado por Indiana Jones y Star Wars, manteniendo a su vez su autenticidad a través de su elocuente comicidad. Pese a su núcleo sentimental, realmente nos cuesta trabajo conectarnos en ese sentido por recurrir constantemente a las bromas, en otras palabras, es una adaptación visualmente extrovertida en toda la extensión de la palabra. 

No que lo anterior sea malo, al contrario, eso es la que la distingue fácilmente de Thor, Capitán América e inclusive Iron Man. Honestamente no encuentro parecido alguno con Los Vengadores de Marvel. Quizás la estructuración provoca esa ilusión, pero el director James Gunn no sigue los lineamientos de Marvel al margen. Lo que veo aquí es  el modelo de Star Wars (1977) y un homenaje grandioso a la música de los ochentas.

El guión de James Gunn y Nicole Perlman tiende a ser anticlimático porque cuando tocan las escenas de drama inmediatamente se contrarrestan con algún diálogo simplista. Realmente es difícil tomarla en serio. No me malinterpreten, la comedia es efectiva la mayoría del tiempo pero si no fuera por la dedicación de los actores, el desarrollo de personajes se hubiese desmoronado por ubicarse en tercer plano, por debajo de la cinematografía y las secuencias de acción.

Debo confesar que el aspecto principal que me atrapó se debe al elenco perfectamente seleccionado para interpretar a estar banda de forajidos excéntricos. Chris Pratt es definitivamente la gran revelación por su conducta versátil. Aquí se le presenta toda clase de emociones y exitosamente las cubre sin falla alguna. En otras palabras, nos da la impresión de un joven Han Solo pero llevado al extremo por su desfachatez.   

La extensa experiencia es lo que define a Zoe Saldana, gracias a sus trabajos en Star Trek y Avatar, puede continuar asombrándonos en toda clase de colores. Sin embargo comienzo a sentir su encasillamiento en esta clase de papeles y podría causar un efecto de saturación en el futuro tomando en cuenta sus respectivas secuelas pendientes de dichas franquicias, incluyendo esta. 

Dave Bautista es otra grandiosa sorpresa, su figura tosca y comportamiento seco lo hacen un personaje comprensible y más en compañía de Rocket, cuya voz proporcionada por Bradley Cooper hacen de este viaje fílmico una de las mejores experiencias. Vin Diesel trató de darle dinamismo al personaje de Groot mediante la distinta pronunciación en los mismos tres diálogos pero al final, si no fuese por su adaptabilidad, este elenco no se hubiese fusionado tan bien como se percibe en la pantalla.    

En cuanto a Lee Pace, Karen Gillan, Josh Brolin, Djimon Hounsou, John C. Reilly, Glenn Close y Benicio del Toro, dan su mejor esfuerzo en posicionar estos personajes dentro de este nuevo universo, sin embargo su espacio fue demasiadamente limitado. Será cuestión de ver como los manejan en la planeada segunda parte. 

Técnicamente no es Star Wars por más que encontremos referencias y el único vínculo con Los Vengadores fue a través de Thanos ya que ni siquiera se menciona nada sobre los eventos en Thor: Un Mundo Oscuro. Visualmente es fantástica y existen algunas secuencias espaciales radiantes distribuidas con un gran ritmo.  

Además del buen gusto en el vestuario, las canciones fueron geniales y a su vez sirvieron para brindarnos tanto nostalgia como entusiasmo por los viejos tiempos. Debo dárselas, buen uso en la forma de implementarlo. Come and Get Your Love, Hooked on a Feeling y Ain’t No Mountain High Enough van a ser fácilmente las favoritas mientras la referencia a Footlose es grandiosa.

En conclusión, una de las mejores adaptaciones primerizas de Marvel principalmente por su irreverente esquema fílmico, excéntricas personalidades, innovadores efectos especiales, nostalgia musical, divertida narrativa y libre dirección. 

Yo no recomendaría la espera a la última escena post-créditos.

1 comentario:

Paola Sánchez dijo...

Es de las mejores historias que producidas por Marvel. Bueno, el final no me ágradó del todo, creo que la historia deja algunos huecos y no cierra de la forma en que muchos esperabamos. Ésta y Avengers: Era De Ultrón , son dos de los filmes que podría ver una y otra vez, y las volvería a disfrutar con la misma emoción. soy fanática de las películas de acción.