domingo, 6 de enero de 2013

A La Renta: La Entrega Inmediata (Premium Rush)

 
 
Un concepto bastante original resaltado por un par de actuaciones estables y secuencias innovadoras en alta velocidad. David Koepp no posee mucha experiencia en el área de dirección pero debo confesar que su producción se distingue del resto del género de acción. De por sí suele ser difícil filmar a bordo o alrededor de un automóvil, pero desde la perspectiva de una bicicleta común y corriente, he ahí un desafío por observar.
 
El guion se apoya en lo básico: protagonista, antagonista y un objetivo. Sin embargo, el misterio detrás del objetivo es lo que nos mantiene interesados y por ende, en constante suspenso. Básicamente redactar esta clase de historias con apego emocional es la especialidad de Koepp y sin duda no decepciona en darnos este pedazo de sólido entretenimiento.
 
El triunfo radica en las secuencias de persecución, esa adrenalina de las escenas son bastante impresionantes. Nos ponen en duda sobre si realmente fueron ejecutados en la ciudad con un tráfico coordinado o se empleó pantalla azul. Sea lo que sea no es necesario saberse, el motivo es disfrutar la sensación de estar siempre al borde de la muerte.
 
Aprovechando el campo de edición, Derek Ambrosi y Jill Savitt fueron creativos en los cortes y las transiciones. Esa forma de llegar de un punto A a un punto B a través del GPS fue ingenioso. Cabe señalar que la escena conclusiva es la firma de la película y sucede casi en segundos que inevitablemente te quedas en shock.
 
Joseph Gordon-Levitt y Michael Shannon intercambian diálogos con credibilidad. Definitivamente están conscientes de sus personajes que la rivalidad simplemente fluye con naturaleza hasta terminar en catarsis. En cuanto a Dania Ramirez, Jamie Chung y Wolé Parks, contribuyen con participaciones estables.
 
A pesar de la decente recepción, fue un fracaso comercial de $ 30.6 millones. Ni siquiera la participación de Gordon-Levitt en El Caballero de la Noche Asciende le ayudó a traer algunos seguidores. Aun así, La Entrega Inmediata es una película que debe ser vista por los rotundos obstáculos por los cuales atraviesa el personaje principal.
 
Los 90 minutos representan un golpe de adrenalina, preocupación e inolvidable asombro. La calificación adoptada es:
 

No hay comentarios: