sábado, 20 de febrero de 2016

Crítica de Zootopia




No cabe duda de lo cuan creativo se ha vuelto este estudio, posteriormente de triunfos como Frozen, Ralph: El Demoledor y Grandes Héroes. Puedo asegurar ahora que esta racha continúa con esta simpática, aventurera, misteriosa y segura animación sobre la vida de los ciudadanos animales en Zootopia.

En contraste con la semana pasada donde me miré crítico con Deapool, aquí el humor fue lo sanamente divertido por su fórmula familiar. Claro que las salas están llenas de niños pero igual no te molesta porque esta adaptación hace lo posible por sacar ese lado olvidado en tu interior logrando que te la pases a todo dar.

La historia de Byron Howard es sencilla como era de esperarse, fácil de seguir hasta el punto de engancharte desde los primeros minutos. La química ilustrada entre los personajes principales es novedosa y sobre todas las cosas, agradable. Así que créanme que es una película que cualquiera puede acudir a verla y disfrutarla una y otra vez.

La dirección del mismo guionista Byron se desenvuelve con más rapidez e inclusive reta el nivel de calidad fílmica de las de Pixar, en especial al Buen Dinosaurio donde deja fluir las emociones sin saturarlas con tanto elemento externo. Zootopia viene del corazón, nuestra ciudad y forma de interactuar dentro de ella, es un reflejo por así decirse de nosotros y de lo que hemos olvidado.

Propensos a la violencia y la frustración, sin embargo, con la esperanza de ser lo que queramos bajo la finalidad de contribuir a la sociedad. Temáticas que han quedado rezagadas en la familia y que ni siquiera el Sistema Educativo se molesta en impartir. Por ende mi asombro con Disney por promover estos valores a través de este medio narrativo cada vez más eficaz.

Lo bueno que Universal Studios no estuvo a bordo en el doblaje porque Minions fue un absoluto desastre. Obviamente Shakira sobresale por su nombre y canción temática, aunque en sí no es la principal como se suponía cuando se anunció su involucración, al menos se pudo comprender su letra esta vez; curioso haberse mantenido en inglés su sencillo.

Romina Marroquín como la Coneja Hopps es impresionante y su química con el Zorro Wilde (interpretado ya sea por Noé Velázquez o René García) culminan como una atrayente pareja por la fascinante fusión de sus personalidades. No podría estar más cómoda la verdad, porque uno se contagia de esa buena vibra. Honestamente un buen trabajo.    

No tiendo a ir al cine a ver las animaciones, ni mucho menos sí no provienen de Pixar, sin embargo Disney ha seguido sorprendiéndome con material que vale la pena revisar sin importar la ausencia física de actores. Hay animaciones cuyo contenido lo amerita y tal parece ser el caso para Zootopia la cual encuentro maravillosa e intrigante.

2 comentarios:

Valeria Lozano M dijo...

Me gustó tu artículo, definitivamente es una película que vale mucho la pena. Un lugar en donde viven mamíferos de todas las partes del mundo se llama Zootopia , divididos en cuatro zonas, una gran ciudad en donde los animales caminan en dos patas, hablan y se comportan como humanos. Es aquí en donde los depredadores y presas deben convivir. El rumbo cambia cuando Judy Hopps, una pequeña conejita rompe el esquema, pues se convierte en la primera presa policia. Quienes ocupaban este puesto eran los depredadores como osos, lobos, rinocerontes, etc. La película nos enseña muchos valores y la historia realmente es genial, contiene risas, enseñanzas, misterio y acción.


Adrian Andrade dijo...

Gracias Valeria, se agradece mucho tu aportación y te invito a que me sigas en https://www.facebook.com/hablemosdecinepodcast/ donde se publican las críticas ahora al lado de los podcasts semanales.